El 81% de los aerofóbicos tiene alguna cábala para subirse al avión

Después de pasar 15 años sin subir a un avión, empecé a decir “si” cada vez que surgió un viaje. Para acompañar semejante decisión, me propuse aprender todo lo que podía de los aviones y el mundo de la aviación. Pero también, empecé a aferrarme a ciertos rituales. Por ejemplo, cualquiera que me conoce sabe que si voy a un aeropuerto, siempre tendré una colección de ziplocs para ofrecer a todos los que se los hayan olvidado (y así evitar tener que deshacerse de  medicamentos o pequeños objetos que sólo pueden pasar si están dentro de un envase transparente).Sin duda, centrar mi atención en estos sobres de plástico me ayuda a focalizar mi atención en otra cosa.

Otro ritual que respeté en cada uno de los viajes es llevar siempre el mismo sweater, remera, pashmina y cartera que tienen algo en común: el color rojo. Así lo hice cuando crucé la cordillera con unas amigas hace unos años. Ahora, si lo miro a la distancia, me cuestiono qué habría dicho un psiquiatra si me hubiera escuchado “defender” mi vestuario, explicando muy segura de lo que decía, que al llevar varias prendas de ese color, en caso de accidente y de caer sobre la nieve, podría armar una tira larga anudando el sweater, la remera y otras prendas para pedir ayuda. Esto incluye ropa interior y no por agregarle algún item sexy al atuendo sino porque nada como los elásticos para unir varias prendas y lograr una “tira roja” bien larga.

Las cábalas son bastante frecuentes no sólo por los que viajan en avión. Rafael Nadal, por ejemplo, es uno de los más cabaleros. Aunque sus gestos parecen tics, el tenista confesó que él, al igual que otros deportistas, sienten tanta presión que buscan rutinas que los haga sentir más cómodos. Es así que se lo puede ver al español en cada juego acomodarse el pantalón, luego la camiseta del lado izquierdo, acomodarse el pelo detrás de una oreja, tocarse la nariz y finalmente acomodarse nuevamente el pelo detrás de la otra oreja.

Qué es la aerofobia

Djokovic también es conocido por llevar a la cancha una de sus cábalas: su perro Pierre, un caniche blanco.  Y así podríamos seguir mostrando ejemplos de deportistas, escritores y actores.

Rituales antes de embarcar

A la hora de subirse a un avión, una encuesta que realizamos en la comunidad de Facebook demostró que el 81% tiene alguna cábala, 13% no la tiene y  6% tal vez tiene alguna. Los objetos religiosos son los preferidos por quienes tienen miedo o sienten ansiedad al volar. Lo más elegido es el rosario, en segundo lugar las estampitas y en tercer lugar las medallas.

Tips y consejos para volar mejor

También hay pasajeros que además de llevar algún objeto, tienen algún ritual, como Karina Gisela Colace, que lleva un rosario y reza por los pilotos. Además, al aterrizar, agradece por llegar sana y salva.

Cómo influye la aerofobia en una pareja 

Aunque no es tan frecuente, también están los viajeros que eligen para viajar determinados días de la semana.

Más allá de lo gracioso o ridículo que parezca para quienes no tienen ansiedad o miedo, estos rituales o cábalas se convierten en verdaderos bastones para los que viajamos con ansiedad. El único problema es atarse demasiado a ellos. Porque perder u olvidarnos de nuestra ropa, estampita o medalla protectora, podría llevarnos a entrar en pánico. Yo, por suerte, pasé la prueba de fuego en mi último viaje, en el que sentí que ya estaba domando el miedo. Estaba en el freeshop y de repente me di cuenta que no tenía mi sweater rojo. Pregunté y a los cinco minutos una vendedora me lo entregó. Esto pasó dos veces en menos de 30 minutos. Quizá el sweater ya está listo para decirme: “Podés sola”.

Leer más

 

Comparte este artículo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario