«Quería conocer Europa y para eso tenía que perder el miedo a volar»

Verónica Donis nunca había subido a un avión. Pero sus ganas de viajar al Viejo Continente fueron más fuertes y logró animarse. En este artículo, compartimos su testimonio. 

 

Siempre fui una persona miedosa. No tuve una niñez fácil y tuve una madre miedosa también, por esto tengo una tendencia a pensar siempre en cosas malas , en qué es lo malo que puede ocurrir.

Pero tengo una virtud: soy muy muy curiosa, lo que me llevó cierto día a subirme a un barquito pesquero y salir a mar abierto. Sin comentarios, no lo volveré a hacer nunca en mi. Me asusté , pero el susto no mató mi curiosidad. Yo quería conocer Europa y para eso tenía que perderle el miedo a los aviones , como si perder el miedo a algo fuese asi de fácil.

Los que le tememos a los aviones tenemos un solo pensamiento en la cabeza: “se va a caer”.

Dejé de mirar programas de TV en los que pasaran documentales sobre catástrofes aéreas, pero a 5 días de mi vuelo ocurrió la tragedia del avión que llevaba al equipo Chapecoense. Encender la televisión y ver solo eso y todo tipo de persona desfilando en los programas hablando de aviones me hizo muy mal.

La tragedia chapecoense reavivó el miedo

Finalmente, llegó el día. Yo había consultado a mi médico por medicamentos para la circulación de las piernas y como soy hipertensa decidí no tomar calmantes, solo la dramamine dos horas antes del vuelo.

Cuando pasé a la sala de embarque y desde los ventanales del aeropuerto se veían tan hermosos los aviones, tan imponentes, tan grandes , tan poderosos. Empecé a sentir una sensación de tranquilidad, de seguridad inexplicable.

No les voy a negar que me pregunté mil y una vez: para qué vine, qué hago acá , ¡me quiero ir !

7 cosas que hay que saber sobre tomar medidación para viajar en avión

Pasamos por la manga y sentí la vibración de los motores. Nos acomodamos con mi hija rápidamente y enseguida desenvolví la mantita para cubrirme, tenía frío y miedo supongo.

Cuando el avión salió por la pista, yo no sabía qué iba a hacer. Se acomodó y se detuvo . Comenzó a acelerar las turbinas y ahí comenzó la adrenalina a correr por mis venas. ¡Qué sensación!

Al soltar los frenos casi grito de la emoción. Carreteó y se elevó suave y firme, y fue doblando lentamente. Así pude ver la ciudad por sobre el ala, siguió subiendo y subiendo, y yo hacía con la boca el gesto de bostezar para destapar los oídos.

Cuando alcanzó altura, nos pudimos sacar el cinturón y todo fue placer.

Conoce las estadísticas sobre los aviones

Es más sereno que un ómnibus. Uno se puede parar cuantas veces desee y tomar agua, esto es muy bueno cuando los viajes son muy largos.

Pasaron las 12 horas entre comidas, películas y llegó el momento del aterrizaje. Me sorprendió un poco el ruido que hace el tren de aterrizaje al bajar y me fascinó la serenidad de la aproximación.

Al tocar la pista, sentí una emoción indescriptible: estaba en Madrid y había viajado 12 horas en avión. Se apoya en la pista , se siente y se sigue percibiendo esa sensación de solidez , de fortaleza , de tamaño. ¡Me encantó el 777!

No sé si volaré en algún avión más pequeño algún día, ya me dijeron que las turbulencias se sienten más,  que todo se siente más, pero soy muy curiosa. No creo que pueda aguantarme.

El viaje de regreso fue muy parecido. Disfruté del despegue que es algo increíble, dormí bastante , estaba muy cansada, y si bien hubo turbulencias , fueron cortas.

Al llegar a destino el comandante se disculpó por las turbulencias «fuertes» que hubo al cruzar el Ecuador , y que se debieron a vientos huracanados. Yo pensé: “¿Así se sienten las turbulencias? ¡No era para tanto!

 

*Verónica Donis es profesora y vive en Buenos Aires, Argentina.

Comparte este artículo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

6 Respuestas a “«Quería conocer Europa y para eso tenía que perder el miedo a volar»”

  1. uyyy… que bien!!!-.
    Yo viaje hace poco en un vuelo de Aerolinas hacia Mar Del Plata. Un vuelo de menos de 1 hora.
    Casi me muero cuando por la ventanilla vi el agua!!! que susto jaja… despues odiaba que se ponga de costado, cuando dobla… ese era el mayor miedo que le tenia.
    En Agosto vamos con mi cuñada a Madrid.. mierdo si… pero si pude una vez, puedo otra.
    Mi mayor miedo era el que me agarre el encierro… pero por suerte no paso…

  2. Yo tengo miedo de viajar en avión pero creó que es increíble espero que así lo sea yo quiero conocer Disney pero tengo que ir si o si en avión
    Gracias por tu charla

    1. Hola! Justo estamos por publicar un artículo de una experta sobre el primer vuelo en el blog. Disney es increíble y viajar en avión también puede ser increíble. Te invitamos a seguirnos en Facebook, para unirte a nuestra comunidad y darte cuenta que…hay muchas personas que también tienen miedo pero igual se animan 🙂 Saludos y gracias por escribirnos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.