Primera vez: ¿cómo no volé antes?

Leandro tiene 32 años y durante una gran parte de su vida estuvo convencido de que jamás se subiría a un avión.

Hace unos días esto cambió y logró subirse a un avión de LATAM rumbo a Córdoba. De hecho, nos contó que a los 5 minutos de haber despegado, pensó: “¿Cómo no lo hice antes?”

La decisión la tomó después de haber hecho el curso para superar el miedo, en diciembre.

Como le pasa a la mayoría antes del primer vuelo, la noche anterior casi no pudo dormir. Nervios, ansiedad…

Hasta que llegó el gran día. Si todo salía bien, a la noche ya iba a poder tachar “viajar en avión” de su lista de cosas pendientes.

En el aeropuerto, 4 o 5 veces pensó: “me vuelvo”. Pero sabía que contaba con muchas herramientas para seguir adelante y se dirigió al embarque apenas pudo.

Fue el primero en subir al avión. Apenas le dieron la bienvenida, les dijo a los tripulantes de cabina (TCP) del vuelo LA 7602 que tenía mucho miedo. “Me preguntaron por qué tenía miedo y les expliqué que no sabía. Me dijeron que estuviera tranquilo, que el clima y el avión estaban en perfectas condiciones. Que fuera a mi asiento y que todo iba a estar bien. Le pregunté a la TCP si estaba segura y me contestó “andá tranquilo”. Le hice caso. Cuando sirvieron las bebidas, vino a preguntarme si estaba todo bien”, relató Leandro, que se preparó durante mucho tiempo para superar el miedo.

Entre todo lo que hizo, incluye: el curso para superar el miedo a volar, videos de despegues y aterrizajes, la práctica de ejercicios de respiración.

Justamente, antes del despegue, puso un video que se había descargado en su celular con una respiración profunda guiada.

Cuando el avión alcanzó la altura crucero, siguió con una película. “Me había descargado la película “Atracadores”, para distraerme y no pensar que estaba en un avión”, recordó.

El momento del vuelo que más temía era el despegue. Pero asegura que casi ni se dio cuenta.

Ya en el regreso, de Córdoba a Buenos Aires, la experiencia fue totalmente diferente. Leandro se sintió más tranquilo, más relajado.

“Fue algo maravilloso, realmente una vez arriba no se siente nada y parece que la ventana es una pantalla que muestra un video en cámara lenta”, comentó. Y aprovechó para compartir algunos tips con quienes todavía no se animaron a volar por primera:

  • Tomarse su tiempo para superarlo.
  • Ver videos de despegues y aterrizajes
  • Practicar trabajos de respiración asistida
  • No hacer caso a las noticias
  • Saber que si un avión se declara en emergencia es por precaución y no por peligro
  • Leer todos los tips y consejos posibles
  • Estar informado es la mejor herramienta

Y para terminar, es inevitable preguntarle a Leandro si piensa volver a viajar en avión. La respuesta fue un sí rotundo. Su sueño es conocer Europa.

Comparte este artículo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 Respuestas a “Primera vez: ¿cómo no volé antes?”

  1. Yo leo lo que cuentan de sus experiencias y me dan ganas de llorar… el solo imaginarme en un avión… no puedo… siento que no soy la única gracias a que existe esta pagina… pero siempre creí que era la única persona que le tenia miedo a un avión sin haber volado…. Por el momento no tengo pensado pagar un boleto de avión y no usarlo… Pero me gusta saber que hay gente que lo ha superado.

    1. Hola Lore, me pasó lo mismo. Estaba convencida que tenía algún problema. Pero hay muchas herramientas que pueden ayudarte a controlar la ansiedad y aprender a volar más relajada. Suerte!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.