Nerviosos en el aeropuerto

No miento si dijera que en el aeropuerto todo me pone nerviosa. Llegar tarde, para empezar, porque siento que todo el sufrimiento de los días anteriores y las noches sin dormir serían en vano si el avión ya está cerrado. Después, me pone muy nerviosa ver gente mal vestida: ¿acaso no es para ellos un evento importante subirse a un avión? Con lo que a mí, como a ustedes, me cuesta, me crispa los nervios ver mujeres vestidas como para ir a hacer ejercicio. También las que se ponen tacones. ¡Al avión hay que ir cómodo! Y esto lo digo por varias razones: por empezar, como casi nunca duermo en el avión, tengo que estar cómoda para ir y venir mil veces al baño, subir las piernas, bajarlas, acomodarme como un ovillo de lana en el asiento. Pero atención: cómoda pero digna, porque el viaje representa un esfuerzo y además tengo la sensacion de que no es justo para los pilotos y para las azafatas que uno viaje así como recién salido de la cama. (Ya sé, lo escribo y no parece tener mucha lógica, pero la idea es sincerarme).

Por último, me ponen histérica los que llegan con valijas pesadas. Mis ideas primitivas que a pesar de los cursos y las lecturas todavía habitan en mi cabeza me susurran: «si sube con esa valija tan pesada, el avión no va a poder despegar». Y ultimísimo: me saca de quicio la gente que apenas apoya la cabeza en el respaldo se queda dormida: esto de pura envidia, por supuesto. Y quién sabe, lo anterior también. Lo reconozco.

Comparte este artículo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 Respuestas a “Nerviosos en el aeropuerto”

  1. Yo también me pongo nerviosa por todo en los aeropuertos. Pero sobre todo detesto la gente que en los cafés o en los restaurantes del aeropuerto come mucho: ¿no tienen miedo de sentirse mal en el avión? Yo trato de comer muy poco; no tomo café para no desvelarme (aunque siempre me desvelo en los aviones), tampoco pruebo nada raro. Sería demasiado tener miedo y además sentirme mal. Gracias por compartir.

    1. Hola Sylvia, lo que hacés es muy inteligente. De hecho, hay gente que hace eso para distraerse y come mucho, toma bebidas alcohólicas que jamás tomó y después tiene que convivir a 10 mil metros de altura con un dolor de cabeza insoportable, malestar de estómago y….el miedo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.