Miedo a volar: “La claustrofobia se puede vencer, doy fe”

Viviana Elisabeth Muzzachiodi empezó a sufrir de claustrofobia a los 40 años. Y aunque después de varios años se animó y volvió a subirse a un avión, reconoce que hay momentos cruciales durante el vuelo, que ella se propuso enfrentar para disfrutar cada vez un poco más.

“Me pasa en los lugares cerrados: en un ascensor por ejemplo o cuando viajé a Cataratas, en la combi. Sentí que me faltaba totalmente el aire, que no podía respirar”, relató esta docente de 53 años que vive en San Martín, que quiso compartir su testimonio en nuestro blog para animar a otras personas a viajar sin miedo.

Su primer viaje en avión fue a los 14 años. Y desde ese vuelo pasaron más de 30 años hasta volver a volar. En 2015 viajó a Brasil, en 2016 a las Cataratas y en 2017 apenas empezó el año se animó nuevamente a ir un poco más lejos: a Salvador de Bahía, Brasil.

Pierde el miedo a volar conociendo las estadísticas de seguridad aérea

“Hace rato que quería conocer otros lugares, pero por ese temor no lo hacía. Me asusté un poco cuando leí que el vuelo (a Bahía) eran cuatro horas y media, pero mi marido sacó ese pasaje”, recordó.

“A la ida fue todo bien, pero al aterrizar y querer bajar, sentí una sensación muy fea de ahogo. Mi esposo se había levantado de su asiento rápido, yo lo quise seguir y una señora de muy mala manera me dijo que tenía que esperar. Me sentí mal, como que me ahogaba. Ya a la vuelta, me propuse esperar con tranquilidad y no me volvió a pasar”.

“Mi primera vez en un avión”

En 2016 su viajó a Cataratas del Iguazú se le había pasado bastante rápido. ¿La clave? Viajar con amigas. Entre charla y charla, el avión llegó a destino casi sin darse cuenta.

Como se reconoce “bastante investigadora”, un día descubrió nuestro blog Miedo a los aviones y lo empezó a leer. También escribió para pedir consejos. En otras oportunidades había tomado medicación para relajarse pero no le habían hecho efecto. Esta vez, sí. Pudo dormir un poco.

Además, “fui con ropa cómoda, escotada y me subí más predispuesta. Ya cuando subimos al avión, nos informaron que no había aire por un problema técnico. Entonces busqué mi manta, tal como leí en los tips, y me dije esto ya va a pasar. Quince minutos más tarde, habían encendido las turbinas y el aire empezó a funcionar. Y ahí respiré”.

El resto del viaje Viviana lo describe como “un sueño”. “Pude disfrutar del vuelo, no me desesperé para bajar. Había llevado películas descargadas de Netflix en la tablet, pero la verdad no llegué a mirarlas. Respiré profundo, exhalaba el aire lentamente y feliz. Seguí todos los consejos del blog, salvo ir a un psicólogo”, comentó Viviana.

“Esto va a pasar”

A la hora de pensar algunos consejos para compartir con quienes todavía no se animan a volar o a volver a subirse a un avión, Viviana resume: “relajarse, viajar con ropa cómoda, sobre todo el pecho descubierto lo más que se pueda, respirar profundo y soltar el aire lentamente, llevar alguna película, por las dudas. Yo libro no sugiero porque a mí por ejemplo leer en un medio de transporte me marea. Y sobre todo, pensar y pensarse en el lugar al que uno quiere llegar y repetirse: esto va a pasar”.

Más tips y consejos para volar más relajado

Y como decía mi padre, Jorge Sixto, cada vez que llegábamos al final de las vacaciones y con mis hermanas y mi madre nos poníamos un poco tristes: “Para planificar el próximo viaje, hay que llegar al final de éste”. Y Viviana también ya está empezando a pensar en sus próximos destinos: “En julio pienso ir a Chile. Ojalá para el verano que viene pueda ir a  Santa Marta, Colombia”, confiesa con una sonrisa.

Visita nuestra sección de videos

Por último, nos dejó una reflexión: “Ojalá mi testimonio ayude. Volar es lo más. Llegar pronto a destino. Llegar a lugares que de otro modo es imposible. Este impedimento se puede vencer, doy fe”.

¡Gracias Vivi!

 

Comparte este artículo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

17 Respuestas a “Miedo a volar: “La claustrofobia se puede vencer, doy fe””

  1. HOLA SOY CECILIA Y VIVO EN GRAL SAN MARTIN, ESTA MAÑANA TUVE DESEOS DE IR A VER A MI PAPÀ A S.S DE JUJUY; VIAJÈ VARIAS VECES EN AVIÒN PERO EL ÙLTIMO VIAJE FUE UN VIAJE DIFÌCIL POR LAS TURBULENCIAS Y PORQUE LO HICE CON MI PAREJA QUE ESTABA ATERRADOOOO ,A PARTIR DE ESE MOMENTO NO PUEDO SUBIRME A UN AVIÒN ,CREO QUE ES HORA DE COMENZAR A SACARME DE ENCIMA LOS MIEDO VIEJOS Y TODOS LOS NUEVOS QUE TENGO, HOY JUSTO CON MIS GANAS DE VER A MI PAPÀ ME METI A LEER TODO ESTO Y NO PARO DE LLORAR DESEO VIAJAR PERO…TENGO MIEDO, A DONDE VOY CON TODO ESTO? NO TENGO IDEA

    1. Hola Maricela! Te cuento que los aerofóbicos somos llorones por naturaleza 🙂 Lloramos por miedo pero también después lloramos de emoción cuando nos animamos a viajar. Lloramos cuando hay turbulencia y lloramos si los TCP nos tratan bien. Pero cuando el llanto va acompañado de tanta angustia, lo mejor es visitar a un especialista, hacer un curso o proponerte leer todo lo que puedas de aviones para entender por qué el avión es el medio de transporte más seguro (que es un hecho). Otra cosa que ayuda es bajar las expectativas: puede ser que aún después de hacer todo esto tengas un poco de ansiedad o miedo en algún momento. También elegir una aerolínea que se ocupe de estos temas. Tanto Aerolíneas como Latam que creo viajan a Jujuy tienen TCP que son excelentes, súper preparados. Así que deciles que tenés miedo, que estás asustada, seguramente te van a ayudar! Ojalá puedas pronto lograrlo y poder visitar a tu papá!.

  2. Hola Carola!!!
    Te escribí hace un tiempo por mi miedo a volar y tu muy gentilmente me respondiste. Quiero compartir ahora, contigo y otras personas con el mismo temor mi experiencia. Comence a sufrir de claustrofobia a los 40 aproximadamente y desde que mi mente supo que yo deseaba viajar en avión, mi temor al pánico crecia. Viaje a Santiago de Chile hace 2 semanas y lo hice desde bs as, ya que vivo más cerca de Argentina que de Montevideo. Esas semanas antes pensé que tenía una piedra en el estomago. Estaba más que nerviosa. Cuando estabamos en Aeroparque, pensé “si no estuviera mi esposo conmigo me vuelvo”. Pero luego trate de distraerme y cuando subí al avión le dije a la azafata que era mi primer vuelo y que estaba aterrada (eso lo leí en un Blog la noche antes) Eso me ayudo en gran forma, porque lo saqué… Luego entré, miré y recordé lo que mi hija y alumnos me decían, “es como un ómnibus” Entonces pensé que debía decir a mi cerebro que ya estaba ahí, que no podía volver y que tenía que disfrutarlo.. Bueno, todo iba muy bien, yo miraba todo y estaba contenta, hasta que levanto las ruedas.. Ahi , automáticamente, las lágrimas cayeron como una catarata y luego… Fue un alivio tremendo!!! Tuve un vuelo espectacular. Las chicas fueron divinas y el regreso fue aún mejor. Ahora sé que, no paro la pata!! Como decimos en Uruguay. Gracias y les digo que, como todos los miedos, nosotros podemos controlarlos.

    1. Hola Ale! Que lindo lo que contás! Somos un poco llorones los que tenemos miedo: pero no siempre lloramos por el temor sino por la emoción de estar lográndolo. Gracias por escribirnos!

  3. Hola me llamo Stephanie tengo 22 años & tengo un vuelo programado para el día 2 de diciembre el vuelo es de 4 horas . Nunca he viajado en avión. Tengo mucho miedo pues sufro de ataques de pánico & no puedo controlarme . Me dan todo el tiempo , tengo mucho miedo a que cuando me monte en el avión no pueda controlarme & me vuelva loca gritando porque me siento ahogada . Que puedo hacer para estar tranquila ese día ? Hay algo que pueda tomar para tranquilizarme un poco ?

    1. Hola Stephanie, lo ideal sería que consultes a tu médico en caso que pueda indicarte algún medicamento que te ayude a llegar más relajada a ese día. También los días previos evitá tomar café, alcohol. Podrías empezar desde ahora a hacer ejercicios de respiración, eso ayuda un montón!

  4. Hola Carola! Que gusto encontrar a alguien que se me parezca tanto, aunque seaen mis miedos, por esa razón te escribo. Gracias!
    Soy Alejandra de Uruguay, también docente y tengo 45 años.. Al igual que tu empecé a sufrir de Claustrofobia poco antes de la 40. Me aterroriza pensar en volar, y deseo hacerlo, porque siento que me voy a sentir ahoagada y temo perder el control. Ya consejos me han sido útil… Procurare seguir tus recomendaciones. Saludos

  5. HOLA ME LLAMO GUSTAVO TENGO 48 AÑOS ,TENGO PANICO A VOLAR , MI PRIMER VIAJE EN EL 2012 A MIAMI 8HS TENIA TANTO MIEDO Q ME LEVANTE CON MUCHO TEMOR PARA IR AL BAÑO Y LAS DEMAS VECES ME LA TUVE Q AGUANTAR, MI SEGUNDO VIAJE AL CALAFATE 2016 Y SIGO CON ESE MIEDO Q NO ME LO PUEDO SACAR , NO QUIERO MIRAR POR LA VENTANA PERO ES MAS FUERTE QUE YO CIERRO ,ABRO CIERRO Y AHORA MI ESPOSA SACO PARA IRNOS A USHUAIA ,Y POR COMENTARIOR DE AMIGOS LA PISTA DE ATERRIZAJE ERA BASTANTE PEQUEÑA , TAL ES MI TEMOR QUE ME PUSE A GOOGLEAR Y ME INFORME QUE LA HABIAN AGRANDADO 1600 METROS MAS PERO IGUAL YA EMPIEZO A TENER MIEDO.

    1. Hola Gustavo! Lo que recomiendan los expertos es sentarte en el pasillo, así no estás tan pendiente de lo que pasa “afuera”. Estamos viendo que por lo menos mañana hay 8 vuelos programados para Ushuaia. Es decir, 56 vuelos por semana o 224 por mes. Es un cálculo aproximado pero…¡es un destino súper habitual! Igual, siempre recomendamos hacer una consulta con un profesional. Quizá te puede indicar una medicación, para disminuir la ansiedad, o enseñarte algún ejercicio de respiración que ayudan y mucho. Ojalá puedas ir relajándote de a poco y…a disfrutar del viaje, que es un paisaje único en el mundo.

  6. Hola Soy Cristina he ido a Bariloche parai luna de miel en el año 1980 . Claro ya hace 37 años. Mi esposo ahora quiere volver don 2 horas nada más pero e. El año 2000 estuve con psiquiatra por problemas de fobiá . Claustrofobia más precisamente, y pensó e imagino que el avión es un tubo y que al no poder bajarme me voy a descomponer con ataque de pánico que he experimentado. Horribles. Sé que tengo q enfrentarlo pero me hago esa idea y no se si podré , desconfío de mi. No del avión saludos

    1. Hola María Cristina, que lindo que tengas ganas de volver a viajar! Y si es un viaje de dos horas, se te va a pasar rápido!!! Igual, te estamos mandando un correo! Ojalá te demos el impulso para empezar a programar tu viaje 🙂 Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.