Pastillas para el miedo a volar

Una de las búsquedas más frecuentes en Google, hechas por las personas con aerofobia o temor al vuelo, es la frase «pastillas para el miedo a volar».  Así lo comprobamos en Miedo a los Aviones en la analítica de la página: los keywords o palabras claves más buscados son «pastillas para volar», «medicación para viajar en avión» o «drogas para dormir en el avión».

Sin embargo, según los especialistas en fobias, la medicación podría incrementar ciertas reacciones fisiológicas como la taquicardia y la agitación al respirar.

Para evaluar los efectos de la benzodiacepina, una de las drogas más usadas para trastornos de ansiedad los investigadores Wilhelm y Roth, del departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportaimento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford llevaron a cabo un estudio que analizó las reacciones de un grupo de 28 mujeres con fobia al vuelo que hicieron dos vuelos de exposición, con un intervalo de una semana entre los vuelos.

Una hora y media antes del vuelo, la mitad de los participantes tomaron Alprazolam (1 mg) y la otra mitad tomó placebo. Luego, les tomaron registro de su frecuencia cardíaca, arritmia sinusal respiratoria, temperatura de los dedos, entre otras medidas.

El Alprazolam es una droga que contiene benzodiacepina, al igual que otros medicamentos bastante utilizados para los trastornos de ansiedad como el Diazepan, Clordiazepoxido, Bromazepan, Clonazepan, Lorazepam y Midalozam.

“La benzodiacepina es un medicamento psicotrópico que actúa sobre el sistema nervioso central, con un efecto anticonvulsivante, sedante y con cierto efecto relajante muscular”, define la Clínica Las Condes, de Chile.

Los resultados fueron publicados en el estudioEfectos agudos y retardados de Alprazolam durante una exposición de fobia al vuelo”, publicado por NCBI.

  • En el vuelo 1, el alprazolam redujo la ansiedad (5.0 frente a 7.4) y los síntomas (5.3 frente a 3.6), más que el placebo. Sin embargo, aumentó la frecuencia cardíaca (114 latidos por minuto frente a 105) y la frecuencia respiratoria (22.7 frente a 18.3 respiraciones/minutos)
  • En el vuelo 2, el grupo que había tomado alprazolam experimentó más ansiedad durante el vuelo (8.5 vs 5.6) y varias participantes tuvieron un aumento de los ataques de pánico (7% vs 71%)

Entre las conclusiones, los investigadores explicaron que el alprazolam aumenta la activación fisiológica en condiciones de estrés y dificulta los efectos terapéuticos de la exposición en la fobia al vuelo.

Tal como repiten los especialistas en fobias, no hay mejor tratamiento que enfrentar el miedo y, luego de adquirir herramientas para controlar los síntomas, exponerse a eso que nos quita el sueño. Después, si una persona necesita alguna medicación para llegar al vuelo más relajado o incluso durante el vuelo, dependerá de la recomendación de cada profesional. Ya no como la única solución para volar sin temor, sino para acompañar el proceso terapéutico de cada persona.

¿No viajas en avión por temor a las turbulencias? 

 

Comparte este artículo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.