Miedo a volar: el 73% se siente incomprendido

Es difícil ponerse en los zapatos del otro. Pero más cuando se trata de alguien con miedo a volar. Según una encuesta que publicamos en Facebook, apenas el 27% se siente comprendido por su familia y amigos al hablar de su temor. En cambio el 73% convive con su miedo a solas.

Es curioso lo que genera en los demás el temor a volar.

En todo este tiempo, me topé con todo tipo de personas y reacciones. Pero podría agruparlas en tres grandes grupos:

  1. Los que no soportan que uno tenga miedo y entonces enseguida te dicen “pero tomate un rivotril con un whisky y olvidate de todo”.
  2. Los que creen que a uno le falla algo y entonces te dicen 10 veces seguidas: “Pero si es el medio de transporte más seguro del mundo”. Como si fuera tan fácil convencer a nuestro cerebro.
  3. Los que te dicen pocas palabras pero te hacen sentir bien: “No tengo idea lo que debés sentir pero debe ser horrible”.

Y si señores, es horrible. Por supuesto que hay cosas más graves en el mundo, pero para alguien que quiere hacer carrera en una compañía, ir a visitar a un familiar que vive lejos o simplemente ir de vacaciones a un lugar soñado y no le queda otra más que subir a un avión, la sensación es como una crónica de un “sufrimiento” anunciado. Uno sabe que va a tener que convivir con el miedo, la ansiedad y los pensamientos caóticos durante horas.

Por eso cuando a veces me preguntan “qué tengo que decirle a mi esposa o amigo que tiene miedo a volar para ayudarlo”, pienso en las veces que me dijeron algo a mí que me hizo sentir bien. Creo que hay diferentes formas de decirlo pero el mensaje siempre es el mismo: “No estás solo. No estás sola. Si pudiste hacer otras cosas, también vas a poder con esto. Decime qué puedo hacer para ayudarte”.

Más para leer: 

Comparte este artículo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Un comentario en “Miedo a volar: el 73% se siente incomprendido”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.